Los millennials son más pobres que sus padres

  • Logo

Los millennials son más pobres que sus padres

Jasmin Cardenas packs used clothing purchased at Crossroads Trading Company, which buys and sells used clothing, in San Francisco, California May 26, 2015. For Millennials ñ the roughly 77 million Americans born between about 1980 and 2000 - the allure of "no ownership" is moving beyond housing and cars. A new industry based on sharing or renting clothing, electronics and small appliances is springing up from nothing about five years ago, posing a disruptive force to traditional retailers. Picture taken May 26. To match Insight USA-MILLENNIALS/ REUTERS/Robert Galbraith - RTX1EV37

29 nov 2016
  1. Emma LuxtonFormative Content

Durante gran parte de los últimos 70 años, casi todos los hogares de las economías avanzadas aumentaron sus ingresos, gracias al crecimiento económico y de empleo sostenido. Entre 1993 y 2005, el 98 % de los hogares de 25 economías avanzadas experimentaron un aumento de los ingresos reales.

Pero en los últimos años esta tendencia se ha estancado, e incluso ha dado marcha atrás. Un informe del McKinsey Global Institute, ha revelado que entre 2005 y 2014, los ingresos reales de hasta el 70 % de los hogares en las economías avanzadas se han estancado o han disminuido.

Muchos gobiernos han intentado amortiguar el golpe con tasas más bajas de impuestos y transferencias. Sin embargo, hasta la cuarta parte de los hogares de esos países todavía registran un estancamiento o una caída de los ingresos disponibles durante este período.

Italia se ha visto particularmente afectada: el 97% de los hogares experimentaron un estancamiento o una caída entre 2005 y 2014. Y después de considerar los impuestos y beneficios, esta cifra se elevó al 100% de los hogares.

Más del 80% de los hogares en Estados Unidos no observaron ningún crecimiento en el ingreso real durante este período. Ahora bien, como resultado de recortes de impuestos y beneficios, casi todas las familias experimentaron un aumento en el ingreso disponible.

El informe señala que estos descubrimientos permiten obtener una nueva mirada sobre el creciente debate en las economías avanzadas acerca la desigualdad de ingresos, que hasta ahora se ha centrado en gran medida en el aumento desproporcionado de los ingresos y la riqueza de quienes más ganan.

La profunda recesión y una recuperación débil tras la crisis financiera de 2008 se han citado como una de las razones de este cambio.

Pero según el informe, otros factores a largo plazo como el envejecimiento de la población y los cambios en el mercado laboral han contribuido al fenómeno, y seguirán haciéndolo.

Al comentar sobre los descubrimientos en un artículo para el Financial Times, Richard Dobbs y Anu Madgavkar, socios de McKinsey & Company, escribieron: “Consideramos que esta tendencia es un importante elemento nuevo en el continuo debate mundial sobre la desigualdad de ingresos”.

Si bien la caída de ingresos no ha recibido tanta atención como el crecimiento de los ingresos de los que más ganan, Dobbs y Madgavkar sostienen que el tema se debe abordar más ampliamente, ya que “actúa como un freno para el crecimiento del PBI y también podría estar alimentando el descontento social y político”.

Según el informe, la proporción de hogares con ingresos estancados o en descenso podría elevarse hasta un 80 % en los próximos 10 años.

Los millennials son pesimistas sobre el futuro y el sistema económico mundial: casi un tercio de quienes tienen ingresos estancados o en descenso esperan que sus hijos avancen más lentamente en el futuro. También tienen opiniones negativas sobre el libre comercio y la inmigración.

Sin embargo, no todas son malas noticias: el informe dice que es posible mejorar los ingresos de las personas.

Los cambios en las prácticas del mercado laboral y en los impuestos y transferencias gubernamentales pueden repercutir en los ingresos de los hogares, como se demostró en los Estados Unidos, donde la reducción de impuestos y el aumento de las transferencias transformaron los ingresos del mercado de la mayoría de los hogares en un aumento de los ingresos disponibles para casi todo el mundo.

Dobbs y Madgavkar recomiendan que los gobiernos consideren otras medidas que puedan “orientar y ayudar a apoyar los ingresos de los más vulnerables”, así como centrarse en aumentar la productividad para impulsar el crecimiento y crear nuevos puestos de trabajo.

Written by

Emma Luxton, Formative Content

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *